12,6 toneladas de víveres y vituallas donadas en favor de los damnificados de la Chiquitanía, bomberos y voluntarios.