El sector energético se reactiva y se fortalece en el gobierno de Luis Arce

UCOM-MHE-20-01-2022.- El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina Ortiz, demostró, durante la Rendición Pública de Cuentas – Final 2021 de esta cartera estatal, que el sector energético se reactiva favorablemente y se fortalece gracias a las políticas acertadas que implementa el gobierno del presidente Luis Arce desde la recuperación de la democracia en noviembre de 2020.

“El golpe de estado dejó en agonía al sector energético a causa de las pésimas decisiones tomadas durante el gobierno de facto. Hubo baja ejecución presupuestaria en el sector, de apenas 26%; había proyectos exploratorios, de redes de gas, eléctricos, evaporíticos y nucleares paralizados; los niveles de producción de gas cayeron significativamente y también se registró una reducción en los ingresos por la renta petrolera. Además, hubo una serie de hechos de corrupción en nuestras entidades bajo tuición, en las empresas estratégicas del Estado y en las subsidiarias que las dejaron en algunos casos al borde de la quiebra”, remarcó la autoridad.

Ante esa situación, Molina explicó que desde este ministerio se estableció una política energética enmarcada en cuatro pilares de la Agenda Patriótica 2025: 1) la universalización de los servicios básicos mediante la ampliación de redes de gas domiciliario y de la cobertura eléctrica en el país; 2) la promoción de la educación, la salud, la investigación, la ciencia y el desarrollo tecnológico mediante los centros de Medicina Nuclear y Radio Terapia y el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear; 3) la soberanía sobre nuestros recursos naturales y su industrialización, a través de la producción de urea, cloruro de potasio y carbonato de litio, entre otros; y 4) la sustitución de importaciones, proceso que sigue el Estado Plurinacional con la producción de biocombustibles como el etanol, y que pretende fortalecer con la construcción de plantas para la fabricación de biodiesel y diésel renovable.

Hidrocarburos

El ministro destacó que para el gobierno de Luis Arce, el sector hidrocarburífero es una prioridad y por ello se destinaron $us 391,1 millones de inversión en la gestión 2021 para obras de exploración, explotación, transporte, refinación, industrialización, distribución, comercialización y almacenaje de hidrocarburos, entre otras, que permitieron reactivar el sector, que fue duramente golpeada durante el golpe de estado.

“Esta inversión, encabezada por el Ministerio de Hidrocarburos y Energías, permitió reanudar obras y mejorar la producción de gas, lo que posibilitó incrementar nuevamente los ingresos por renta petrolera de $us1.652 millones, en 2020, a $us1.767 millones, en 2021”, dijo.

Asimismo, gracias a los recursos erogados durante la pasada gestión, se pudo elevar la producción de gas natural de 43,4 millones de metros cúbicos día (MMmcd), en 2020, a 45,6 MMmcd, en 2021; al igual que la producción de líquidos, que subió de 41,6 mil barriles de petróleo por día (Mbpd) a 42,3 (Mbpd), respectivamente.

Gracias al incremento de la producción, los ingresos por la venta de gas a Argentina y Brasil también crecieron en un 19,8%, pasando de $us 1.870 millones (2020) a $us2.241 millones (2021).

Plan del Upstream

Otra política asumida por el gobierno nacional para reforzar el sector hidrocarburífero fue la puesta en marcha del Plan de Reactivación del Upstream, que inició la pasada gestión y viabilizará una inversión de aproximadamente $us1.400 millones hasta 2025 con el fin de reponer reservas e incrementar la producción de gas y crudo en el país.

El Ministerio de Hidrocarburos y Energías tiene en carpeta 30 oportunidades exploratorias, de los cuales 19 proyectos ya se encuentran en ejecución, entre ellos los pozos Sararenda-X3D, Itacaray-X1, San Miguel-X2 ST, Las Delicias-X1, Yope-X1, Yarará-X1 y X2, y Curiche-X1010.

De estos 19 proyectos en ejecución, el 63% está a cargo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB Corp.), sus filiales y subsidiarias; y el otro 37% a cargo de empresas operadoras en el país.

Redes de gas

Durante la gestión 2021 se realizaron 70.155 nuevas conexiones de gas domiciliario que beneficiaron a 350.775 ciudadanos en todo el territorio nacional. Con estas obras, ya son 1.083.883 instalaciones domiciliarias en el país, que favorecen aproximadamente a 5,4 millones de habitantes.

Industrialización de los hidrocarburos

A su vez, la política de industrialización y de sustitución de importaciones del gobierno se refleja en los ingresos económicos que generó para el país la Planta de Amoniaco y Urea (PAU), que durante el gobierno de facto fue paralizada y varios de sus equipos sufrieron daños.

Es así, que desde que se reanudaron las operaciones en septiembre de 2021, la PAU produjo 159.163 toneladas métricas (TM) de urea hasta diciembre pasado.

Además, la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) generó Bs76,4 millones por la venta de tuberías de polietileno, una cifra histórica desde que se inició con la venta de estos productos en 2019.

Biocombustibles

Por otra parte, dentro del proceso de industrialización de los hidrocarburos y la estrategia del cambio de la matriz energética, el gobierno nacional realizó en diciembre de 2021 el “Foro de Biocombustibles: Camino a la soberanía energética” en la ciudad de Santa Cruz, en el que participaron expertos de Bolivia, Brasil, Colombia, Paraguay y Países Bajos.

Este foro concluyó en que la producción de etanol, biodiesel y diésel ecológico permitirán al Estado Plurinacional ahorrar divisas, reactivar la economía, fomentar la producción agrícola y la generación de empleo, y reducir la contaminación ambiental.

Además, en el marco de la estrategia nacional de cambio de la matriz energética, el gobierno, mediante YPFB, incrementó de 110 millones de litros a 160 millones de litros los volúmenes de etanol que comprará del sector cañero. El acuerdo se consolidó en 2021 para concretarlo en esta gestión.

GNV

Asimismo, el gobierno de Luis Arce reactivó el Programa Nacional de Conversión Vehicular a Gas Natural (GNV), lo que permitió que 10.943 motorizados migren de la gasolina a Gas Natural, que es más seguro, menos contaminante y 60% más barato.

Acuerdos con Perú

De igual modo, el ministro Molina destacó los acuerdos suscritos durante el VI Gabinete Binacional Bolivia – Perú, que se llevó a cabo en noviembre del año pasado en la ciudad de La Paz. Este evento encamina la integración energética mediante acuerdos que proyectan la exportación de gas licuado de petróleo (GLP), gas natural licuado (GNL), la instalación de redes de gas y la promoción y comercialización de la urea boliviana en el mercado del vecino país.

Electricidad

En cuanto al sector eléctrico, el ministro de Hidrocarburos y Energías informó que la pasada gestión se destinaron Bs3.443 millones de inversión para reactivar y concluir proyectos de generación eléctrica, transmisión y electrificación en el país.

La autoridad ponderó que gracias a estos recursos económicos se amplió la cobertura eléctrica en el país, que llegó en 2021 al 94,6% de los hogares bolivianos, tanto en áreas urbanas como rurales.

Además, esta inversión posibilitó concluir la segunda fase de la Planta Solar Fotovoltaica de Oruro, para agregar 50 megavatios (MW) al Sistema Interconectado Nacional (SIN), y los parques eólicos de Warnes, San Julián y El Dorado (Santa Cruz), que generan 108 MW de energía eléctrica limpia y renovable. Estos cuatro proyectos requirieron una inversión total de Bs1.807 millones.

Del mismo modo, en 2021 se reactivaron los proyectos de ciclos combinados en las termoeléctricas de Warnes, que con una inversión de Bs212 millones adicionó 129 MW de potencia para alcanzar una capacidad instalada de 320 MW; Entre Ríos, que requirió Bs193,7 millones para agregar 137,5 MW y llegar a los 360 MW de potencia; y Del Sur, que con Bs196 millones de inversión incorporó 258 MW para sumar un total de 320 MW.

Respecto a los proyectos de transmisión, el titular de Hidrocarburos y Energías destacó, entre otras obras, la construcción de la “Línea de Transmisión Eléctrica 500 kilovoltios (kV) Carrasco – Santivañez y Subestaciones Asociadas”, que tiene una longitud de 235,4 kilómetros. Esta línea se constituirá en la primera línea de extra alta tensión en el país y su conclusión está prevista para el primer semestre de este año.

También resaltó la reanudación del proyecto “Juana Azurduy de Padilla 132 kV Bolivia – Argentina, que permitirá al Estado exportar hasta 120 MW al vecino país desde este año.

Nuevos proyectos eléctricos

Asimismo, durante su exposición, el ministro Molina informó que están en avance los proyectos eólicos La Ventolera y Warnes II, que agregarán 24 MW y 21 MW respectivamente y cuyas culminaciones están previstas para 2024.

En cuanto a energía hidroeléctrica, el gobierno reanudó el año pasado las obras del proyecto Ivirizu, que se estima que desde 2023 agregue 290 MW de potencia, y del proyecto Miguillas, que para 2024 aportará 204 MW de potencia.

Entre tanto, la autoridad indicó que el año pasado se retomó el proyecto de generación eléctrica con energía geotérmica, y que para este 2022 se estima concluir la Planta Piloto Geotérmica Laguna Colorada, que producirá 5 MW mediante esa fuente renovable.

Generación Distribuida y Electromovilidad

En el marco de la transición energética hacia la generación con fuentes amigables con el medio ambiente, el gobierno nacional aprobó en 2021 los decretos supremos Nº 4477 de Generación Distribuida y Nº 4539 de la Electromovilidad.

La primera norma viabiliza la producción de electricidad mediante sistemas que aprovechan fuentes alternativas, como por ejemplo la energía solar que llega a través de los rayos del sol. Entonces, los ciudadanos pueden instalar en este caso paneles solares en sus viviendas y así generar energía eléctrica para su autoconsumo y ahorrar en el gasto por este servicio básico.

En tanto que el segundo decreto promueve el uso de vehículos eléctricos e híbridos —así como el de maquinaria agrícola de esas características— a través de incentivos tributarios y financieros para la fabricación, ensamblaje, compra e importación de esos motorizados.

El objetivo de estas normas es incrementar el uso de la energía eléctrica y reducir el consumo de combustibles fósiles a fin de contribuir con el cuidado del medioambiente, el ahorro y la eficiencia energética.

Integración energética regional

Molina también indicó que el Estado Plurinacional de Bolivia encara proyectos de interconexión eléctrica para la exportación de ese servicio con Argentina, Brasil, Chile y Perú con el objetivo de consolidar la integración energética regional.

Se trabaja en el proyecto ‘Juana Azurduy de Padilla 132 kilovoltios (kV) Bolivia – Argentina’ con ese país; mientras que con Brasil se acordó desarrollar estudios para aprovechar el potencial hidroeléctrico binacional que hay en el río Madera y afluentes principales.

A la vez, se trabaja en la realización de un estudio para analizar la factibilidad de una interconexión eléctrica entre Bolivia y Chile, que abriría la posibilidad a nuestro país de agregar un nuevo mercado para la exportación de energía eléctrica.

Mientras que con Perú se evalúa la posibilidad de establecer un sistema de interconexión entre los sistemas eléctricos, que otorgue la posibilidad al Estado Plurinacional de vender electricidad a ese país.

Recursos evaporíticos

El titular de Hidrocarburos y Energías informó que para el gobierno nacional es una política de Estado convertir al sector evaporítico en un pilar de la economía nacional. Por ello, en la gestión 2021 se destinaron poco más de Bs171 millones para reactivar proyectos del sector, que fueron detenidos durante el golpe de Estado y que retrasaron la industrialización de litio.

Sin embargo, producto de un plan de reactivación se logró reanudar la producción a escala industrial de cloruro de potasio y a escala semi-industrial de carbonato de litio, logrando cifras históricas en 2021.

“Hemos alcanzado una producción récord en nuestra empresa de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y esto ha permitido también obtener Bs191,1 millones de ingresos, la mayor cifra registrada desde 2016”, manifestó la autoridad.

Asimismo, el ministro señaló que el año pasado se retomaron las obras de la Planta Industrial de Carbonato de Litio. “Ahora el proyecto tiene un 66% de avance y se estima que para fines de este 2022 sea inaugurado”, adelantó.

Centro de investigación

Molina recordó que en diciembre del año pasado se inauguró el Centro de Investigación en Ciencia y Tecnología de Materiales y Recursos Evaporíticos de Bolivia, ubicado en la localidad La Palca, del municipio potosino de Llocalla.

“Este centro marca un hito histórico porque es el primero que se especializa en investigación en los recursos evaporíticos. Para industrializar nuestro litio es necesario desarrollar ciencia y tecnología, y mediante este centro vamos a generar ciencia boliviana”, expresó el titular de esta cartera estatal.

Pilotaje EDL

Por otro lado, el ministro recordó que en abril de 2021 se lanzó una convocatoria para que empresas internacionales realicen pruebas piloto sobre la aplicación de sus tecnologías de Extracción Directa de Litio.

En ese marco, reiteró que en noviembre pasado se firmaron memorándums de entendimiento y confidencialidad con las compañías CATL BRUNP & CMOC, Fusion Enertech, EnergyX, Tecpetrol, Lilac Solutions, CITIC GUOAN/CRIG, TBEA Group y Uranium One Group, que son de Estados Unidos, China, Rusia y Argentina, para que realicen estas pruebas con salmueras de los salares de Uyuni, Pastos Grandes (Potosí) y Coipasa (Oruro).

Acuerdos internacionales

Molina agregó que la pasada gestión se concretó un memorándum de entendimiento y un tratado de hermandad, integración y cooperación con Argentina para avanzar en la industrialización del litio.

Nuclear

Finalmente, el ministro resaltó que en el área de investigación y medicina nuclear se destinaron Bs422,6 en 2021. Esta inversión permitió reactivar la construcción del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN), que a la fecha tiene un avance físico de más del 34%.

También destacó que se reanudaron las obras del Complejo Ciclotrón Radiofarmacia Preclínica y de los Centros de Medicina Nuclear y Radioterapia, que ayudarán en la lucha contra el cáncer en beneficio de los bolivianos que padecen esa enfermedad.

“El centro de medicina que se construye en Santa Cruz tiene un avance físico del 79%, mientras que el de La Paz 44%”, expresó el titular de Hidrocarburos y Energías.

Becas

Asimismo, Molina indicó que 29 becarios fueron capacitados en medicina nuclear y radioterapia en la pasada gestión.

“Estamos promoviendo que los jóvenes bolivianos sean los que trabajen en estos megaproyectos para que sean nuestros profesionales quienes lleven adelante el futuro de la medicina contra el cáncer en nuestro país”, aseveró.

Hidrógeno Verde

Finalmente, el ministro ponderó la puesta en marcha del Plan Nacional de Hidrógeno Verde – H2V en la pasada gestión, que ayudará al cuidado del medio ambiente, la reactivación económica y la generación de empleos.