Ministro de Hidrocarburos y Energías propone la integración como un aspecto vital para enfrentar la crisis


UCOM-MHE 30-08-23.- En términos geopolíticos, la integración regional es un aspecto importante para afrontar la crisis económica mundial y así garantizar la seguridad energética y equilibrar las relaciones entre las naciones, afirmó el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina Ortiz, en un programa de análisis “Una ventana al mundo” difundido por Radio Televisión Argentina.

Recursos naturales: Litio, agua y petróleo, es el nombre del conversatorio en el que participó la autoridad boliviana, junto al presidente de YPF, Pablo González (Argentina), el presidente de YPF Litio Y-TEC, Roberto Salvarezza (Argentina), el gerente de Relaciones Internacionales de AySA, Gonzalo Meschengieser (Argentina), y el ex presidente de la Empresa Nacional de Minería, Jaime Peréz, de Chile.

“Integración es un aspecto vital para lograr un amplio desarrollo entre las naciones en términos de transferencia tecnológica y (aprovechamiento) de los recursos naturales”, manifestó la autoridad al señalar que esta iniciativa no es incompatible con el concepto de soberanía que tiene distintos matices, de acuerdo con las políticas de cada país.

En realidad, el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia es por el control de los recursos naturales y la integración, junto a otros factores de interés común “nos deben unir para hacer frente a los intereses geopolíticos transnacionales”, agregó.

De esa manera, el Molina enfatizó en la necesidad de generar y desarrollar politicas que permitan avanzar en la búsqueda de la independencia tecnológica, que es estratégico en el contexto de la seguridad y soberanía energética.

Explicó que, en el caso de Bolivia, desde el año 2006, se aplicó un modelo de desarrollo productivo basado en la nacionalización de los recursos naturales, donde el Estado, a través de Yacimientos de Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) tiene el control de toda la cadena de producción de los hidrocarburos. Este modelo también aplica ahora al proceso de industrialización del litio que encara Bolivia mediante Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB).