Operativos de lucha contra el contrabando incautan más de 650 mil litros de combustibles en siete meses

UCOM MHE 03-11-2023.- Los operativos de lucha contra el contrabando lograron incautar más de 650 mil litros de combustibles desde la promulgación de los decretos 4910 y 4911, en abril de este año, informó Germán Jiménez, Director ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

“Son siete meses desde la aprobación de los decretos 4910 y 4911 —Política Nacional de Control y Lucha Contra el Contrabando de Combustibles— en los que se ejecutaron ocho etapas con resultados importantes”, afirmó la autoridad regulatoria en una conferencia de prensa conjunta con autoridades de los ministerios de Hidrocarburos y Energías, Defensa y de Gobierno.

Jiménes explicó que en el periodo señalado se desplegaron 984 efectivos militares y más de 175 funcionarios de la ANH en cinco departamentos, once municipios, cinco áreas de riesgo y 34 estaciones de servicio.

A la fecha se incautó un total de 651 mil litros de combustibles, de los cuales 134 mil litros corresponden a gasolina especial; 507 mil litros a diésel y 9.360 son adicionales. Lo que llama la atención, según Jiménez, es que el 80 por ciento del volumen incautado es diésel y la mayor parte corresponde a operativos efectuados en La Paz.

La autoridad también informó que en los operativos se incautaron 12 cisternas que se encuentran en custodia en YPFB, porque no contaban con hoja de ruta ni la documentación para transportar el carburante desde la planta de almacenaje hasta la estación de servicio u otro destino autorizado.

Además, Jiménez indicó que se tienen un total de 1.836 unidades incautadas, la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) reportó más de 936 vehículos decomisados, se precintaron seis estaciones de servicio y se realizaron 4.589 operativos en el marco del Plan Soberanía. Se asume que estos volúmenes tenían como destino la minería ilegal, agregó.

La política se implementa a través de dos brazos operativos del Ministerio de Hidrocarburos y Energías: el control en la venta de combustibles en las fronteras y en el mercado interno por parte de la ANH y mediante YPFB en la optimización de costos en la importación de combustibles y la sustitución de combustibles fósiles por biocombustibles para garantizar el suministro de carburantes.