Las plantas de biodiésel son la respuesta estructural a la importación de hidrocarburos

UCOM MHE 21-12-2023.- El Gobierno se propone disminuir gradualmente la dependencia de la importación de combustibles mediante la instalación de modernas plantas de biodiésel, actualmente en construcción, así como la implementación del diésel renovable (HVO) y el estímulo a la producción de biocombustibles.

“Esta es la respuesta para resolver el problema estructural que tiene el país, que es dejar de importar hidrocarburos”, afirmó el presidente Luis Arce Catacora, durante el acto de homenaje a los 87 años de la fundación de la estatal petrolera y al Día del Trabajador Petrolero, efectuado en las instalaciones de YPFB Corporación, en La Paz.

El Jefe de Estado descartó la posibilidad de aumentar los precios de los combustibles, argumentando que esta medida no forma parte de la política gubernamental y, además, señaló que tal acción tiene consecuencias sociales que lamentablemente afectarían a los sectores más vulnerables de la población.

El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, afirmó que el país industrializa sus recursos con una visión estratégica de desarrollo a través de proyectos orientados hacia energías más limpias. En el ámbito de los hidrocarburos “logramos avances significativos en los biocombustibles: el etanol se consolidó en el mercado nacional y avanzamos a la segunda fase del programa”, dijo.

Asimismo, Molina señaló que, con el objetivo de consolidar la industrialización del país y reducir gradualmente las importaciones de diésel, la empresa estatal avanza en la construcción de las biodiesel y derivados en Santa Cruz y El Alto. Más adelante también pondremos en marcha la planta HVO.

Al respecto el presidente de YPFB, Armin Dorgathen, informó que los equipos de la primera planta de biodiésel de Santa Cruz están en proceso de montaje, y una vez concluida esa etapa se evidenciarán los resultados de dejar de depender progresivamente de la importación de diésel.

En consonancia con el Jefe de Estado, Dorgathen ratificó que esta iniciativa representa la respuesta fundamental que el país necesita. El proceso de industrialización comienza con la sustitución de la importación de diésel por una alternativa ecológica, amigable con el medio ambiente, que no solo contribuya a la sostenibilidad, sino que también genere mayores ingresos y empleo en el país.