El Gobierno valida la solidez de su política energética y asegura el suministro de combustibles

UCOM MHE 29-12-2023.- El sector energético experimentó un notable fortalecimiento con el comienzo de operaciones de la planta de fertilizantes NPK, la producción constante de la Planta Amoniaco y Urea, el logro de resultados positivos en pozos exploratorios y la implementación eficaz de medidas destinadas a asegurar el suministro de combustibles para el sector productivo y el transporte.

En la actualidad, la política energética enfrenta los retos inmediatos como el incremento de la producción de hidrocarburos y allana el camino hacia una transición energética equilibrada, donde el gas natural desempeña un papel preponderante en el proceso de industrialización.

Exploración y explotación

Con el objetivo principal de restablecer las reservas y aumentar la producción de hidrocarburos en el país, desde junio de 2021, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) desarrolla con éxito el Plan de Reactivación del Upstream (PRU), compuesto por un total de 42 proyectos, donde varios de ellos se destacan por su magnitud e importancia estratégica.

En 2023 se evidencia un progreso importante con 13 de ellos en fase de ejecución y varios con resultados positivos, lo que demuestra la eficacia del enfoque estratégico. Entre los proyectos destacan los pozos Yope-X1 y Yarará-X2 Remanso-X1 en Santa Cruz y Churumas-X2 en Tarija.

Cabe destacar que, además de las áreas convencionales, YPFB extendió sus esfuerzos hacia nuevas zonas, como Mayaya Centro, ubicada en el norte del departamento de La Paz. En este sitio, se anticipa el inicio de pruebas de producción entre finales de este año y enero del próximo.

El compromiso de YPFB se refleja en la diversidad de iniciativas del PRU, que se desarrolla a corto, mediano (2021 – 2025) y largo plazo (2025 – en adelante), con una inversión de $us 1.400 millones. Asimismo, la exploración de nuevas áreas refuerza el papel de YPFB en la revitalización del plan de exploración y contribuye al fortalecimiento de la industria petrolera boliviana.

Industrialización

Este año, la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) marcó un hito con el inicio de operaciones de la Planta de Fertilizantes Granulados Cochabamba. Este complejo industrial se erige como un elemento clave para satisfacer la demanda interna de fertilizantes NPK en Bolivia y proyecta la exportación de excedentes, consolidando así un paso estratégico en la autosuficiencia y expansión económica del país.

La moderna infraestructura de la planta está diseñada para generar anualmente 60.000 toneladas de urea de liberación controlada y fertilizantes compuestos NPK. La inversión en la construcción de esta instalación asciende a más de Bs 33 millones, y el compromiso financiero total, incluyendo capital de inversión y operaciones, supera los Bs 63,7 millones.

La planta NPK no solo se erige como proveedora de fertilizantes de alto rendimiento para Bolivia y la región, sino que también desempeña un papel fundamental al sustituir importaciones y, por ende, evita la salida de divisas, fortaleciendo la posición económica del país.

Abastecimiento de combustibles

En abril de 2023, el Gobierno promulgó los decretos 4910 y 4911 para frenar el desvío anual de aproximadamente 250 millones de litros de combustibles hacia actividades ilícitas. Estas medidas tienen el objetivo asegurar que los sectores productivos, como la agricultura, la minería y el transporte, accedan a mayores volúmenes de carburantes a precios nacionales, al tiempo que el Estado logra economizar en las subvenciones.

La decisión gubernamental se basa en un exhaustivo diagnóstico efectuado por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), que identificó la participación de clanes familiares en la adquisición de cantidades excesivas de combustibles, con la intención de revenderlos a precios superiores a los establecidos en las estaciones de servicio. Estos decretos buscan poner fin a prácticas que afectan la estabilidad económica del país, la equidad en la distribución y acceso a los recursos energéticos esenciales.