La política hidrocarburífera apunta a impulsar la producción de gas y líquidos dentro y fuera del país

UCOM MHE 04-02-2024.- La política hidrocarburífera del Gobierno Nacional tiene como objetivo impulsar la producción de gas y líquidos tanto dentro como fuera del país, a través del Plan de Reactivación del Upstream (PRU), afirmó el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, al hacer un balance de sus visitas a Brasil y Venezuela.
Durante su estancia en Brasilia en días pasados, la autoridad participó en la firma de un Memorando de Entendimiento entre los Gobiernos de Bolivia y Brasil con el fin de ampliar la cooperación en biocombustibles, biotecnología y el comercio de fertilizantes. En el ámbito energético, el acuerdo se centra en potenciar las actividades del upstream en Bolivia, es decir, la exploración y explotación de hidrocarburos.
Posteriormente, Molina se trasladó a Caracas, Venezuela, donde se reunió con el ministro del Poder Popular para el Petróleo, Rafael Tellechea, de la República Bolivariana de Venezuela, para dar seguimiento a los proyectos hidrocarburíferos llevados a cabo de manera conjunta por las empresas YPFB Chaco, YPFB Andina y PDVSA.
En cuanto a los convenios con Brasil, el Ministro explicó que las conversaciones no se limitaron únicamente a fertilizantes, ya que es necesario contar con la materia prima para la producción de urea, como el gas natural. Durante los últimos 14 años, en el país no se realizaron inversiones en la exploración de hidrocarburos. “Necesitamos continuar la producción de gas para mantener los volúmenes de exportación y garantizar la política de inversiones vinculadas a la industrialización de nuestros recursos naturales”, agregó Molina.
En la actualidad, la autoridad recordó que existen proyectos destinados a la sustitución de importaciones y al fortalecimiento de la industria productiva nacional. Desde el inicio de la actual gestión gubernamental, se ha trabajado en la reactivación de la Planta de Amoniaco y Urea (PAU), que fue paralizada en 2019 durante la administración del Gobierno de facto.
Molina resaltó la rehabilitación de la planta y anunció que para este año se proyecta generar alrededor de $us 340 millones de ingresos para el país. Es crucial asegurar las inversiones para impulsar el desarrollo de la producción de gas. Sin embargo, señaló que no es suficiente, por lo que se implementó un plan de inversiones para reactivar el Upstream y desarrollar proyectos exploratorios.
Respecto a Venezuela, Molina afirmó que la producción de gas y líquidos requiere inversiones tanto dentro como fuera del país. En el caso venezolano, “tenemos una oportunidad muy importante de desarrollo de áreas donde nuestra empresa estatal YPFB puede ejecutar proyectos de inversión que pongan en producción plantas que están paralizadas allá”.
El año pasado, se firmaron acuerdos con las empresas de YPFB (YPFB Chaco, YPFB Andina) con el objetivo de realizar una efectiva internacionalización de las compañías estatales. Molina explicó que esto forma parte del desarrollo de la industria para generar ingresos y fortalecer las empresas públicas. Empresas como Petrobras invierten en diferentes partes del mundo, y por ello no dejan de ser empresas públicas.
YPFB, a través de YPFB Chaco S.A. y YPFB Andina S.A., realiza estudios con el objetivo de producir hidrocarburos, gas y líquidos fuera del país y traer parte de esos volúmenes para complementar la producción nacional. Todo esto significa ingresos para el Estado boliviano, destacó Molina.