YPFB despacha hasta 700 mil litros adicionales de combustibles en las plantas para atender la demanda

UCOM MHE–AN/YPFB 09-02-2024.- Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) despacha un excedente de hasta 700 mil litros de combustibles desde las plantas para hacer frente a la sobredemanda de gasolina diesel, informó el viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, Adams Hurtado.
“Yo personalmente vine, junto al Distrital Comercial Oriente (Juan Carlos Huanca), a verificar que la Planta de Palmasola tiene un promedio de tres días de autonomía. Esto nos garantiza que la sobredemanda, generada a través de la especulación, sea totalmente absorbida y, por ende, el abastecimiento esté garantizado”, señaló la autoridad tras la inspección ocular realizada en dependencias de la Refinería Guillermo Elder Bell.

Hurtado indicó que la demanda promedio a nivel nacional asciende a 7 millones de litros, y señaló que esta ha experimentado un incremento del 10%. “En consecuencia, estamos despachando volúmenes adicionales, comprendidos entre 500 y 700 cubos, con el fin de asegurar un suministro adecuado”, agregó.

“Contamos con un margen de autonomía de 3 a 5 días, lo cual nos dá para asegurar a toda la población el suministro de diésel y gasolina, disponibles para su adquisición en todas las estaciones de servicio del país”, expresó. Asimismo, señaló que este plan de aprovisionamiento abarca también el suministro de gas licuado de petróleo (GLP).

Pese al bloqueo de 15 días, que afectó la logística de importación y distribución interna de los carburantes, “nunca hubo desabastecimiento”, afirmó la autoridad al ratificar que el suministro de combustibles (gasolina y diésel) desde las plantas de almacenaje de YPFB a todas las estaciones de servicio del país se realiza con normalidad.

La autoridad señaló a la especulación informal (compra y reventa) como un factor que contribuye a alterar el suministro de carburantes. Exhortó a la población y a los medios de comunicación a denunciar esta irregularidad a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH). En un esfuerzo conjunto con varias instituciones gubernamentales, se intensificaron los controles para combatir el desvío de combustibles hacia actividades ilícitas.